12.5.09

Día 310. (120509)

Consumidor consumido.

Era un hombre de ninguna parte. Nadie en particular, y nadie sabía cómo vivía, pero todos sabían qué compraba y gracias a esto sabían con certeza cómo era. Por tanto, tampoco hacía falta platicar con él, bastaba con encontrar en la basura los restos y los empaques de los productos que consumía para saber quién era. Después de muchos años de no verlo en el vecindario una brigada de protección ciudadana entró a su casa. A nadie le sorprendió no encontrar sino cajas de cereal, mermeladas y la alacena toda; el televisor, el dvd, y los demás aparatos; los muebles, los artículos de tocador y de uso personal; la fila de trajes ordenados en el closet, la sucesión de los zapatos, los libros que compraba, leídos o no. Estaban los focos, el alimento para perros, los aparatos de cocina, las herramientas. Él no estaba y no necesitaba estar, únicamente se corroboró su inexistencia.

2 comentarios :

JAN dijo...

EL CONSUMIDOR CONSUMIDO...
PARA QUE CORROBORAR SU INEXISTENCIA?
ES PARTE DE DECIR COMO "NO SOMOS"...MMM..
TIENES LA CULPA ME PUSITE A PENSAR EN QUE LO MAS LOGICO SERIA NO CORROBORAR NADA, PARA QUE? LES IMPORTABA EL HOMBRE QUE NO EXISTE?
JAJAJA...
CHANGOS...
TENGO UN POCO DE OCCIO...
SIMPLEMENTE ME GUSTO..
PUNTO
SALUDOS

Fernando Montesdeoca dijo...

Sí, ok, jaja, es cierto lo que dices. Tú también me pusiste a pensar en las variantes de una situación así.
SE parece a internet: en blog están las cosas que escribes, las que pegas, etc., ¿pero estás tú?, ¿eres tú? GULP.