6.7.08

Día 69. (130908)

Clase de literatura

Está la epopeya sumeria de Gilgamesh. En algún momento Gilgamesh va a buscar a Un-Napishti, quien aún ahora vive, sin duda, pues es inmortal. Es también un antecedente de Noé, el diluvio y el arca. Va a buscarlo entonces para pedirle el secreto de la inmortalidad que, a fin de cuentas, consiste en una planta que Un-Napishti conserva en el fondo de un estanque. Tal vez uno no se lo pregunte, pero sería bueno saber por qué esa precisa planta posee tal propiedad. Nos asomamos con Gilgamesh al estanque y vemos en el fondo verdoso del agua a la retorcida, abundante y extraña planta, parecida a una especie carnívora y prehistórica, entre animal y vegetal. Casi parece mirarnos con rencor. Eduardo Emmanuel González tuvo una revelación: la planta al fondo del estanque de Un-Napishti es inmortal, y transmite por lo tanto la inmortalidad, porque “mala yerba nunca muere”.

No hay comentarios :